martes, 21 de julio de 2015

IPC-CqP: Junio 2015 (26,0% anual)

El IPC-CqP mostró una variación anual del 26,0% en junio. La misma había sido del 26,4% en mayo. Es la variación anual más baja desde octubre de 2013.


De las cuatro provincias de la muestra reducida (sobre diez), una mostró una inflación anual más baja que durante el mes anterior, otra una más alta y de dos faltaron datos. En mayo, tres habían mostrado una inflación anual más baja y de una faltaron datos.


El próximo dato se se publicará el 20 de agosto.

jueves, 25 de junio de 2015

TCRE: Mayo 2015 (118,52)

El Tipo de Cambio Real Efectivo (TCRE-CqP) bajó en mayo a 118,52 con base 100 en diciembre de 2001. Esto implica una caída del 0,3% contra abril y otra del 21,9% contra mayo 2014.

Se llega nuevamente al nivel más bajo desde diciembre de 2001.




Se corrigen los datos conforme a la última publicación del IPC-CqP.

La próxima publicación será el 3 de agosto.

IPC-CqP: Mayo 2015 (26,4% anual)

El IPC-CqP mostró una variación anual del 26,4% en mayo. La misma había sido del 27,0% en abril. Es la variación anual más baja desde octubre de 2013.






De las cuatro provincias de la muestra reducida (sobre diez), tres mostraron una inflación anual más baja que durante el mes anterior y de una faltaron datos. En abril, tres habían mostrado una inflación anual más baja y una, una más alta.


Se corrigen los datos de marzo y abril.

El próximo dato se se publicará el 20 de julio.

 

martes, 16 de junio de 2015

Por qué son necesarios los ballotages

En vista de los resultados (inciertos) de las elecciones a gobernador de Santa Fe, donde el voto estuvo prácticamente dividido en partes iguales entre tres candidatos, quiero hacer un llamado sobre la necesidad de las segundas vueltas electorales.

Primeramente, quiero dejar en claro que este análisis es independiente de quién salga ganando finalmente y que, por supuesto, un ballotage no resuelve el problema qua hay con el conteo de los resultados. En cambio el análisis se realiza desde el punto de vista del "bienestar social", de nuevo (y lo quiero dejar en claro) independientemente del ganador.

Dicho esto lector, quiero que me acompañe en un ejercicio. Supongamos que tenemos tres candidatos, A, B y C. Supongamos, también, que podemos ordenar a los candidatos en un eje respecto a alguna posición político/económica: liberal/conservador, aperturista/proteccionista, Bilardista/Menottista*, y que el candidato A se encuentra en un extremo, el B en el otro, y el C muy cerca de donde se encuentra B.

Ahora bien, sometamos a nuestros tres candidatos a una votación, y supongamos, para claridad del análisis, un resultado en el que A obtiene el 35% de los votos, el B el 33% y el C un 32%. Bajo el sistema actual, el candidato A resulta vencedor sin más, siendo el más votado.

Sin embargo, desde un punto de vista de "bienestar social", éste no es el mejor resultado**. Así como definí a los candidatos (y por los resultados de la votación, a los electores), sólo un tercio de la gente prefiere al candidato ganador, con la primera posición, mientras dos tercios prefieren a alguno con la segunda. Esta situación, claramente, no representa los intereses de la mayoría de la población.

Así, en un ballotage, el candidato A, que salió primero en la primera probablemente perdería con el B, dado que su posición es la preferida por la mayor parte de la gente. Es más, dada la manera en que ordené sus preferencias, el candidato A incluso perdería con el candidato C, que salió tercero.

¿Estoy diciendo que el resultado de Santa Fe habría cambiado con una vuelta? No, estoy diciendo que es una posibilidad, y que nunca lo sabremos. Y que un ballotage nos permite que el ganador sea el preferido por la mayor cantidad de gente posible.

Después, claro, está el tema de la legitimidad. En el ejemplo sólo un tercio de los votantes votó al ganador. Podría generalizarse y dividirse el voto entre cuatro o más. Una segunda elección entre dos candidatos le daría mayor legitimidad política al ganador. Esto, sin embargo, me parece que está implícito en el argumento de arriba.

Concluyendo, me parece que el ballotage es una herramienta indispensable para el bienestar social. La forma en que está instrumentado en la Ciudad, donde se necesita alcanzar el 50% de los votos (eliminando así el problema que planteo) me parece la mejor. Pero notemos que, incluso con el sistema de las elecciones nacionales, más laxo en este sentido, también se habría evitado este tema, al menos para la situación puntual Santa Fe.

Notas CqP: 1. Este análisis se puede generalizar para N dimensiones en vez de una, en la medida en que encontremos una definición razonable de "distancia". Aquí lo dejamos en una for the sake of simplicity.

2. OK, me estoy tomando la licencia de decir que es mejor socialmente que gane la posición preferida por más gente, lo cual no es necesariamente cierto, pero necesitamos alguna función de bienestar social y ésta me pareció la más apropiada. Para más información referirse al Teorema de la Imposibilidad de Arrow.

martes, 2 de junio de 2015

TCRE: Abril 2015 (118,68)

El Tipo de Cambio Real Efectivo (TCRE-CqP) subió en abril a 118,68 con base 100 en diciembre de 2001. Esto implica un alza del 0,1% contra marzo y una caída del 23,4% contra abril 2014. Ésta es la primera suba desde febrero de 2014.




Se actualizan los pesos y se corrigen los datos conforme a la última publicación del IPC-CqP.

La próxima publicación será el 29 de junio